Aprende a identificar una coxartrosis o artrosis de cadera

¿Sabías que afecta al 2-4% de la población de más de 40 años? Es una enfermedad degenerativa que consiste en la perdida de cartílago articular. Quien lo padece vive con gran limitación en sus movimientos y claudicación a la marcha, que a su vez se acompaña de un dolor intenso. Se trata de un deterioro de la articulación coxofemoral, (une el hueso iliaco con el fémur) que es muy estable cuando está sana pero puede ocasionar muchos problemas cuando se ve afectada.

A medida que va llegando el envejecimiento la artrosis de cadera va aumentando, sin embargo la edad no es el único factor que se debe considerar, más adelante iremos analizando este punto.
Por lo general el principal síntoma es dolor en el pliegue inguinal que con frecuencia irradia a la cara anterior del muslo y a la rodilla, es uno de los principales datos que indican una coxartrosis.

¿Qué ocasiona su aparición?

Dependerá de múltiples factores, entre los más comunes son:

  • Envejecimiento articular.
  • Estrés ocasionado por cargas normales.
  • Edad, más común en personas mayores de 65 años.
  • Alteraciones estáticas que dan como resultado una distribución anormal en las cargas.
  • Factores traumáticos.
  • Obesidad.
  • Predisposición genética.
  • Artrosis generalizada.
  • Actividades deportivas intensas.
  • Diferencia de longitud en las extremidades.
  • Determinados trabajos (labores que requieran gran sobrecarga física)

Signos y síntomas

  • Limitación progresiva de la movilidad de la articulación.
  • Dolor al realizar actividades como al caminar (región inguinal).
  • Puede existir debilidad en piernas.
  • Si es muy avanzada hay cojera.

¿Cómo se diagnostica?

El diagnostico se basa en los síntomas, se realiza una exploración física y se confirma con una radiografía que nos puede dar una idea del grado de degeneración articular que presenta el paciente.

Tratamiento

  • Se debe controlar el peso del paciente, entre mas sobrepeso exista mas será el desgaste articular.
  • Medicamentos analgésicos.
  • Caminar a diario para mantener la función muscular.
  • Evitar permanecer de pie de forma prolongada.
  • Evitar cargar objetos pesados.
  • Uso de bastón (se sostiene del lado sano).
  • Tratamiento quirúrgico.

Espero que esta información pueda ser de ayuda para muchas personas, desde mi punto de vista es un padecimiento que requiere de mucha atención, de lo contrario puede ocasionar una gran limitación en nuestra vida, se que con el paso del tiempo es totalmente normal que este tipo de padecimientos lleguen a nosotros, sin embargo podemos hacer mucho para ir retrasando su llegada, desde una adecuada alimentación hasta ser conscientes de los factores externos que sin duda podemos hacer algo.

  • Quiropráctica
Blanca Trejo Cano

Quiropráctica

Related Post

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.