Lactancia materna humana contra el cáncer de mama

Alimentar a tu bebe con leche materna humana desde su nacimiento le proporcionara nutrientes esenciales para su desarrollo y crecimiento adecuado.

La leche materna humana es el único alimento que las mujeres somos capaces de producir de forma natural- biológica en la etapa reproductiva cuando se haya tenido el nacimiento de un hijo, entre las sustancias más importantes para el lactante que contiene la leche materna humana, se puede mencionar:

Agua para una óptima hidratación del lactante.

Proteínas que son especialmente importantes por su actividad biológica como las inmunoglobulinas (IgA, IgG, IgM, IgD e IgE), algunas hormonas que regulan el metabolismo, factores de crecimiento y componentes antiinflamatorios que funcionan como factores de estructura y protectores del sistema inmune, antimicrobianos y opioide, esta última se refiere a un efecto de relajación y placer.

Carbohidratos que proporcionan energía en forma de glucosa como fuente de energía y galactosa necesaria para el desarrollo del sistema nervioso central, la lactosa que forma parte de la microbiota intestinal en el crecimiento de bacterias benéficas para el organismo.

Minerales como el hierro y calcio para funciones de crecimiento, además de su disponibilidad de máxima absorción.

Lípidos en forma de vitaminas formadas a base de grasas que favorecen el cuidado de la piel y órganos actuando como antioxidantes, ácidos grasos que funcionan como reserva de energía, mantenimiento de temperatura corporal y desarrollo del sistema nervioso.

Es importante que recuerdes que la lactancia materna exclusiva durante los primeros 6 meses es lo mejor para todos los niños según recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y posteriormente, hasta los 2 años o más, los lactantes deben seguir con la lactancia materna, complementada con otros alimentos nutritivos.

Y los beneficios en ti al amamantar a tu hijo serán:

La reducción sobre la aparición de depresión post-parto ya que refuerza el vínculo de amor entre la madre e hijo.

Favorece la reducción de peso, esto originado de la expulsión de grasas y azucares en forma de leche materna.

Y actualmente siguen en acción muchas investigaciones en las cuales se le ha atribuido la reducción de la aparición de cáncer de mama, debido a que influye positivamente en la diferenciación del epitelio mamario (células mamarias), y en la reducción de los niveles de ciertas hormonas, como los estrógenos, cuyos efectos se relacionan con el cáncer de mama.
En otras palabras, períodos prolongados de lactancia al pecho parecen ser la causa de una disminución del riesgo y la incidencia del cáncer de mama entre mujeres con descendencia y en modo especial entre aquellas con antecedentes familiares y personales de riesgo para cáncer.
Cuando proporciones una alimentación a tu hijo desde el primer día de su nacimiento a base de leche materna humana, no solo será excelente para su salud, sino que también resulta ser un aliado potencial en la lucha contra los tumores malignos de mama, reforzando su vínculo de amor; tu protegiéndolo y el agradeciéndote recompensando a tu cuerpo.

  • Nutrición

Related Post

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.