¿Cómo se si mi piel es sensible?

Varias personas me han hecho esta pregunta y la verdad es que es un tipo de piel con el que se nace y hago esta observación porque en ocasiones se llega a confundir con una piel sensibilizada que son dos conceptos distintos, como ya mencione con la piel sensible se nace y la piel sensibilizada es a causa de los malos hábitos cuando se trata de cuidar la piel, ahora explicaremos las características de cada una.

PIEL SENSIBILIZADA:

Es cuando al nacer tenemos una piel normal pero a decir verdad pocas veces he visto que se le dé importancia a cada tipo de piel y es entonces cuando aprendemos a usar jabón para el cuerpo en el rostro el cual no tiene un ph adecuado ni los ingredientes necesarios, en el caso de los hombres es común ver que utilicen alcohol en el rostro o que los mismos productos comerciales lo contengan, también hemos aprendido que es correcto tallar la cara para que se pueda sentir bien limpia lo cual no es necesario, el no proteger del sol y utilizar cualquier crema o no utilizar, en fin, hábitos como estos sobran y es lógico que la piel está sufriendo y de ser una piel normal llega a ser una piel sensibilizada donde todo lo que le pongamos causara irritación.

Si este es tu caso lo mejor será que visites a un dermatólogo para que te de tratamiento que mejore la condición de tu piel y la buena noticia es que si sigues los cuidados correctos tu piel podrá volver a ser una piel normal, siempre y cuando la cuides de ahora en adelante y para eso el dermatólogo y en complemento con una cosmetóloga te podrán ayudar.

PIEL SENSIBLE:

No es nada difícil identificar una piel sensible, es bastante común encontrarla en personas muy blancas donde los capilares son reactivos a casi todo, su apariencia es de aspecto fino (piel delgada), presenta rojez o se torna rosa, la mayoría de las veces tiene signos de deshidratación y generalmente se sonrojan con mucha facilidad con factores como el frio o el calor y hasta el roce de las telas o incluso el propio estrés.

Para combatir las causas de la piel sensible se debe tener en cuenta dos tipos de factores:

Los endógenos como la genética, dieta o estrés y los exógenos como los cambios de temperatura, la acción de los rayos ultravioleta, jabones o detergentes, productos cosméticos, prendas, etc.

Evita bañarte con agua muy caliente o muy fría, alimentos muy irritantes y realizar exfoliaciones a menos que sea uno para piel sensible, recuerda que tu piel necesita un trato personalizado y no cualquier producto.

En este caso el indicado para tratar este tipo de piel es el dermatólogo y es quien te indicara los productos que debes usar y recuerda que tener una piel sensible no es un mal ni un castigo, solo es una clase de piel que necesita macha más atención.

  • Cosmetología
Blanca Trejo Cano

Quiropráctica

Related Post

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.